4 formas de personalizar tazas publicitarias

tazas publicitarias personalizadas

Dentro del merchandising publicitario, las tazas publicitarias son uno de los objetos más populares que puedes encontrar. Una gran cantidad de empresas suelen utilizarlas como merchandising gracias a que son económicas y útiles.

Si estás pensando en utilizar tazas como publicidad en tu próxima campaña de marketing publicitario hay algo que debes saber y es que hay varias formas o métodos para personalizar estas tazas. 

A continuación, te hablaremos sobre las 4 formas más populares y utilizadas. De esta manera vas a ser capaz de elegir la que mejor se adapte a tus necesidades.

4 formas de personalizar tus tazas publicitarias

1. Sublimación

La sublimación es probablemente el método más utilizado a la hora de personalizar una taza. Con este método se puede imprimir una imagen en la taza que puede cubrirla en su totalidad.

Es posible crear una imagen perfecta y nítida con este método, pero lo mejor de todo es que resulta bastante económico. Es por ello por lo que este es uno de los métodos más demandados en cualquier ocasión. Para sublimar se usa un film plástico especial que transfiere la tinta a la taza al contacto con el calor.

2. Impresión láser

Las impresiones láser son otra de las técnicas más populares a la hora de personalizar una taza. Es básicamente una impresión sobre la taza y ofrece una buena calidad de imagen.

Es una técnica imborrable ya que la tinta penetra en los poros de la taza haciendo que esta dure para siempre. La principal desventaja de esta técnica es el precio, ya que es la más costosa de todas. Sin embargo, vas a poder obtener una imagen fiel y de calidad, ideal para ocasiones especiales como un evento.

3. Impresión por tampografía

La tampografía se trata de un método bastante económico en comparación a otros para tener tu taza personalizada. Así que si buscas ahorrar algo de dinero en tu campaña y seguir obteniendo un producto de calidad, esta es la mejor opción que tendrás.

La principal desventaja que tiene este tipo de técnica es que no podrás tener imágenes a todo color, ya que está limitada a un solo color. En el caso de que quieras agregar otros colores, se debe imprimir por separado para obtener una imagen colorida, lo que hace que pueda tomar más tiempo. 

Además, la imagen puede verse afectada con el tiempo e irse borrando poco a poco.

4. Impresión por transfer cerámico

El transfer cerámico es una técnica bastante utilizada a la hora de personalizar tazas. En líneas generales, se trata de una película plástica muy fina que tiene la imagen o texto a imprimir y se coloca como si de una pegatina se tratase.

Este film plástico cuenta con una tinta especial que al ser sometida al calor la transfiere a la taza. Esta se incrusta en los poros de la cerámica ofreciendo una imagen de calidad y duradera. Las imágenes no pueden borrarse y, a pesar de que pueda parecer un método sencillo, lo cierto es que es un proceso bastante complejo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.